Monday, December 3, 2007

Quiteto del horror

Actualmente tengo delante a dos miembros del quinteto del horror.
Les llamo así porque cada uno de ellos tiene una característica horrible que le distingue del resto.
Les he puesto el siguiente apodo: El Tarao, Feto pelusa, La histérica, el Bacterio y la Puzzola[1].

Pasemos a describirles:

El Tarao.

Esta siempre con sueño, se duerme constantemente sobre su puesto de trabajo. Creo que pasa mas tiempo entre dormido delante del PC del que realmente invierte haciendo su trabajo, si es que hace algo en esas condiciones. Suele babear, sobretodo porque tiene los dientes tan salidos que le sobresalen de la boca. A eso le sumamos que la tiene casi siempre abierta, de ahí la imagen de retrasado que tiene. De esa forma gotea saliva que se deposita en su corbata. Podría decir es que la primera persona que conozco, que "babea su propia corbata..." No se corta las uñas, al menos no como la mayoría de los hombres. Se las deja largas, pero no se las arregla. Creo que no tiene tiempo para cortárselas, o quizás lo hace porque constantemente se esta rascando alguna parte del cuerpo y le serán útiles así como las tiene.
Tener que presenciar su patética visión a diario me supone un gran desgaste psicológico.

Feto Pelusa.

Este elemento posee el rostro de un feto que se sonroja constantemente. Tiene una especie de diente postizo que ha generado no se que ecosistema en si mismo y parece querer desprenderse de su boca. Lo mismo ha cobrado vida y un día de estos saldrá volando. Es semi calvo. Si, "semi" porque la carretera pelada que recorre su cráneo esta infestada por la pelusa de los alrededores. Parece una selva en vías de de desertficación, o quizás el suelo del barbero después de pelar a un cliente. Yo simplemente lo llamo la pelusa de un recién nacido, que no termina de poblar por completo la cabeza dejando entre ver parte del cuero cabelludo... Ríe constantemente, pero es una risa nerviosa, tímida , que no es capaz de controlar del todo, especialmente cuando viene interrogado por su superior. De vez en cuando me mira, yo le miro y el rápidamente aleja su mirada de la mía . La verdad es que no deseo mirarle pero su aspecto es tan desagradable que no puedo evitarlo. Seguramente debido a que todos tenemos quizás, un punto masoquista en nuestro interior.

La Histérica.

Este es un niño, de aspecto "normal" que todavía podría salvarse de la perdición. Es una persona que disfruta de su trabajo de una forma que no se definir bien. Entre histeria, excitación, locura... Es como si le dijeran a un chico de 17 años, virgen que dentro de poco va a tener la oportunidad de estrenarse con la play mate de ese mes. Su reacción delante de la pantalla es la misma que tendría ese chaval en la cama con la playmate a punto de consumar. Se alimenta únicamente de comida del Macdonnald lo cual tira por los suelos la teoría de que comiendo esa clase de comida durante un mes se alcanza la muerte por infarto. Puede que haya ya tenido varios y de forma milagrosa haya sobrevivido. Lo que resulta de todas formas insoportable es su comportamiento, su risa nerviosa delante de la pantalla. Por cierto este también apesta a sudor...

El Bacterio.

Este personaje viste siempre de traje incluso de verano. No se lo quita nunca, creo que tiene la chaqueta pegada al cuerpo. Seguramente después de pasar los últimos 10 años con el mismo traje sin quitárselo, este ha creado una simbiosis con su cuerpo siendo imposible su extracción sin provocarle daños en la piel. Quizás incluso ahora su traje se alimenta de su propia sangre y es un elemento vivo de su cuerpo...
Lo que caracteriza al Bacterio es su boca. Es un ecosistema en el que habitan extraños seres. Seguramente dentro de su boca se encuentra la cura del cancer o el secreto de la peste eterna, dado que es capaz de forma constante 24 horas al día, 7 días a la semana y 365+1 días al año generar una peste infinita que deja por los suelos a cualquier vertedero publico, a cualquier cadáver putrefacto y a cualquier bombita de olor usada en los carnavales. Cuando se me acerca, suelo abanicarme, incluso cuando hace frío para alejar en la medida de lo posible su aroma trascendental. Pero lo más impactante no es solo el olor espeluznante, sino sus dientes!! Ya dejo de poseer una dentadura. Ha evolucionado a una nueva forma de dientes, no vista antes en ningún ser de este planeta. Posee el "MonoDiente" es un diente de sarro que ha fundido los dientes originales en una masa única creada de desperdicios, comida seca, café, tabaco y babas. Solida, resistente, invulnerable a la radioactividad. Esa masa, ese "MonoDiente" es el secreto del Bacterio.

Por ultimo "La Puzzola"

Este ser, dado que no se de que otra forma llamarle, reune en si mismo las características de los anteriores.
El gana al resto con la peste corporal. Es una persona que no conoce el significado del jabón y el agua. Tampoco entiende que juntos hacen la vida mas fácil y sobretodo, juntos, el jabón y el agua permiten que la convivencia entre humanos sea mas agradable y menos difícil de lo que ya es. Este ser no toca la ducha ni nada que se le parezca en meses. Su pelo es grasuliento, su boca otro vertedero (En este punto el Bacterio gana) su traje tiene restos de comida pegados, esta roto en un extremo y el olor a sus partes intimas es lo que invade todo nuestro entorno.
Como si fuera poco es un ser oscuro, tenebroso, no sonríe, no mira a su alrededor, solo piensa en la pantalla de su PC, solo trabaja, casi no duerme. Nunca le he visto beber, ni levantarse de la silla para ir al baño. ¿Sera humano? Espero que no...

[1] En italiano puzzola es el zorrillo. Robo esta palabra del italaliano porque fonéticamente en italiano me parece que da mas el sentido de cuanto apestaba este individuo.

2 comments:

seta said...

holasss

buen blog


yo soy nuevo espero tu postttt
grasias

Logan said...

Jajaja te juro, que nos e como aguantas, a ver si lo leo en algún post no muy lejano. Mira ue decia que quería ir a trabajar alli pero si es asi... uuuy.

Venga un saludo y dale caña